(BPT) - El clima está fresco y tranquilo, ideal para reunirse alrededor de una fogata y disfrutar con familiares y amigos. Sin embargo, una velada maravillosa puede convertirse rápidamente en un desastre, si no se toman en serio el fuego y sus fuentes. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) insta a la gente a tener en cuenta los siguientes cinco consejos de seguridad que ayudarán a reducir el riesgo de lesiones graves o de muerte al hacer una fogata, o usar un contenedor de combustible portátil, como una lata de gas.

1. Nunca use combustible líquido para encender fogatas.

Independientemente de que sea el momento de encender una fogata o de mantenerla prendida, solo use iniciadores de fuego apropiados. Nunca use combustibles líquidos, como sustancias para encendedores o gasolina. Incluso si el fuego no se ha encendido, puede resultar gravemente herido por una explosión de retroceso, porque los vapores invisibles del combustible pueden filtrarse o escapar del envase de líquido utilizado. Si los vapores entran en contacto con una chispa o llama, pueden encenderse y arder de nuevo en el envase de combustible, haciéndolo explotar.

2. Mantenga a la mano una manguera o un extintor de incendios.

Incluso bajo las mejores circunstancias, una fogata puede volverse peligrosa en cuestión de segundos. Por lo tanto, es importante contar con una manera de apagar rápidamente un incendio. Mantenga a la mano una manguera de jardinería o un extintor de incendios cerca de la fogata, antes de iniciar el fuego. Preste atención a las condiciones climáticas regionales y nunca haga una fogata, ni siquiera pequeña, si el riesgo de incendios forestales en su lugar de residencia es alto.

3. Sea precavido con las actividades realizadas alrededor del fuego.

Las lesiones o la muerte por quemaduras pueden ocurrir al cometer un simple error, o cuando las personas—de cualquier edad— juegan cerca de una fogata. La CPSC insta a los adultos a tomar en serio la seguridad contra incendios y a enseñar a los niños a estar seguros cuando estén cerca del fuego. Mantenga los fósforos fuera del alcance de los niños y explíqueles que solo los adultos pueden usarlos.

4. Mantenga los contenedores de gasolina lejos del fuego y fuera del alcance de los niños.

Los contenedores de gasolina son útiles para las podadoras de césped, las plantas eléctricas (generadores portátiles), sopladoras de nieve y otros equipos de jardinería. La colocación de un dispositivo simple (conocido como supresor de llamas) en el contenedor de gasolina, puede prevenir lesiones. Al comprar un contenedor de gasolina, asegúrese de que tenga supresor de llamas. También debe asegurar que los contenedores sean a prueba de niños, y manténgalos fuera de su alcance. Siempre que sea posible, guarde los contenedores en un área fuera de la casa con temperatura fresca y bien ventilada, ya que los vapores pueden encenderse y provocar un incendio. Si necesita almacenar un contenedor de gasolina en un sótano o en un garaje adjunto, manténgalo siempre alejado de cualquier objeto o sustancia que pueda producir una chispa o que sea de otra manera una fuente de ignición, como una podadora de césped eléctrica, calentadores, mecheros piloto, parrillas de carbón u otros electrodomésticos que estén encendidos, o simplemente calientes.

5. Transporte los contenedores de gasolina con precaución.

Al comprar o llenar un contenedor de gasolina, transpórtelo en la cajuela de su coche o en el compartimento de su camioneta. Asegúrese de que el contenedor no se pueda mover o volcar, pues los vapores que escapan de la gasolina pueden encenderse, causando un incendio o explosión. Una vez en casa, retire inmediatamente el contenedor de gasolina del automóvil y colóquelo en un lugar seguro y fresco, fuera del alcance de los niños. Al echarle gasolina a un equipo, asegúrese de que esté apagado y de que no esté caliente. Nunca transporte ni almacene gasolina en ningún contenedor que no esté destinado a ese uso. Es extremadamente peligroso llenar bolsas de plástico o cualquier otro contenedor con combustible, incluso si se va a usar de inmediato.

Y recuerde, la gasolina solo debe usarse en equipos que requieren ese combustible para funcionar. Para obtener más información sobre la seguridad contra incendios, como consejos de seguridad para reducir el riesgo de un incendio en el hogar, visite el Centro de Información sobre Seguridad contra Incendios de la CPSC.